Indexsa + Buscar



.....................................................
 

Indexsa: Contexto ...
Economía de la Información
El correo electrónico, las comunidades virtuales, los portales, la gestión del conocimiento y el comercio electrónico, van a hacer de esta, una nueva era protagonizada por la Economía Digital.

La era del cliente
El consumidor tiene acceso a más información que nunca y esto lo hace autónomo, protagonista de sus decisiones. El reto para las empresas no consiste ya en ganar nuevos clientes o sostenerlos, sino en demostrarles lealtad y renovar su confianza cada día. Porque en la Red, el resto del mundo está sólo a un paso.

 
   La Empresa digital

La Empresa Digital es la empresa del siglo XXI, una empresa más eficaz y dinámica, que está completamente centrada en satisfacer las necesidades de sus clientes, e inclusive es capaz de adelantarse a sus demandas.

Esto es posible gracias a que su adecuada dotación tecnológica le permite reducir tiempo y recursos en el desarrollo de tareas rutinarias y poco productivas, y dedicarse a aquellas más estratégicas.

Una Empresa Digital es la que utiliza la tecnología de la información como parte inseparable de sus procesos y en la que los integrantes comparten información permanentemente, utilizándola de manera inteligente y creativa.

 
   Un paso adelante

Internet llegó para quedarse. En este momento, desde ciertos puntos de vista se trata de un canal de comunicación más y para algunas empresas significa sólo un modo alternativo de darse a conocer o de contactarse con sus clientes. Sin embargo, de la misma manera que para el automóvil no hay peor definición que "un carruaje sin caballos", nada más inadecuado para explicar la red de redes que el concepto de "televisión sin cables". Porque no se trata de un medio que suma las virtudes de la radio, el fax, el correo y el diario, sino algo de naturaleza muy diferente, que está revolucionando casi todos los ámbitos de las relaciones humanas, y entre ellas las comerciales.

Quizá su empresa esté mirando desde afuera este fenómeno, generándole desinterés o temor. Pero no hay razones para ninguna de estas actitudes. Porque sólo con encontrar un asesoramiento adecuado, esta nueva economía puede dejar de ser un hecho indiferente o amenazador para resultar una verdadera chance para el despegue, y cada día que se adelante esta decisión, será capitalizado como una ventaja frente a la competencia.